El más digno homenaje a la vida

¿Cómo dar el sentido pésame?

Las condolencias o el sentido pésame en los sepelios pareciera que es una tarea difícil de realizar, en muchas ocasiones no sabemos cómo llevarlo a cabo o en qué momento acercarnos para dar nuestra muestra  de empatía, de dolor, pena y aflicción por la pérdida de un ser querido fallecido.

Los sepelios sirven para acompañar a los familiares o amigos en un momento difícil para ellos, mostrándoles que pueden contar contigo no solo en los momentos buenos de la vida, sino, en los malos ratos acompañarlos con su dolor.  

Dar un pésame tiene que ser con un mensaje corto, pero más que ello sincero; tiene que ser de una manera natural y que no se vea forzado al hacerlo, ya que la persona quien perdió a un ser querido puede llegar a transmitir tu sinceridad con unas simples palabras o una muestra de afecto como un abrazo. Al tener este detalle tan natural y de manera sincera, los familiares te lo agradecerán.

Está claro que durante los sepelios no hay una hora ni lugar en específico para dar las condolencias, pero sí podemos hacerlo durante la sala de velación del difunto, una manera adecuada es acercarte a la persona mientras se encuentra de una manera más tranquila o sentada en algún lugar; y esto será más fácil dependiendo del grado de amistad que tienes con el familiar o amigo.

Nuestro objetivo es acompañar a los familiares en ese momento tan difícil, controlando nuestras propias emociones. Ofrecer ayuda para cualquier cosa que llegarán a necesitar como el atender a otros familiares o visitas, inclusive hacerse cargo de sus hijos durante ese día o momento dependiendo el grado de amistad y si es que cuenta con pequeños que puedan necesitar de un cuidado adulto.

Haciendo un resumen general de cómo dar las condolencias lo presentamos en los siguientes 3 pasos:

  1. Asistir al velatorio o sepelio con un detalle floral funerario si es que se pueden adquirir como muestra de ofrenda en memoria del difunto.
  2. Dirigirse al familiar o doliente expresando tus condolencias por medio de unas palabras de manera breve y sinceras.
  3. Ofrecer gestos con el doliente como estrechar las manos, dar un beso en la mejilla u ofrecer un emotivo abrazo, sin necesidad de mediar con palabra alguna.

Como bien sabemos en los sepelios es muy difícil ofrecer condolencias a las personas afectadas, pero lo más importante es que independientemente la situación ofrecer palabras siempre sinceras y gestos emotivos y empáticos, todo lo que brote de ti de manera natural siempre serán bien aceptados por los familiares y allegado del difunto.

Comentar

Tu correo no será visible públicamente