El más digno homenaje a la vida

Las Primeras Etapas del Duelo

El duelo, es uno de los fenómenos psicológicos más estudiados por los expertos. La psicóloga Elizabeth Kübler-Ross, fué la primera en asentar las bases del cuidado paliativo, en donde se trata a los pacientes para enfrentar la muerte con serenidad.

La doctora Kübler, realizó un modelo en el cual se describen claramente las etapas del duelo y el comportamiento de las personas ante la pérdida de un ser amado.

Este modelo cuenta que los dolidos atravesarán por todas las etapas pero no necesariamente en el orden descrito. Depende de la psiquis de cada persona atravesar cada etapa en orden o desorden. El modelo pretende ser una guía del comportamiento y debe ser tomado como tal para el tratamiento de personas en esas situaciones.

Además, el duelo es un proceso cíclico en el que podemos ir y venir de una etapa a otra o incluso regresar a la misma hasta finalmente aceptar la pérdida y seguir adelante.

La negación como primera etapa.

La negación, es el rechazo de los hechos o la situación en sí. La persona no puede creer lo que ha pasado y que el vínculo emocional se ha roto. Esta etapa es especialmente fuerte en situaciones donde la situación fue totalmente inesperada como una muerte repentina.

En este primer momento, el o la dolida sienten que el mundo les abruma y que todo pierde sentido. Les invade un sentimiento de incredulidad en donde si el vínculo era demasiado profundo podría desencadenar un trastorno psicológico como lo es el estrés post-traumático.

Los sentimientos es esta etapa son una protección que da un poco de tiempo para procesar la información. pasando esta etapa, el doliente comienza a darse cuenta de los sucedido y aceptando la noticia.

La ira en la segunda etapa.

El enojo por esa pérdida toma el control de la persona y comienza a enfocar esa ira hacia el ser fallecido, a nosotros mismos, a la gente cercana al fallecido, inclusive a personas extrañas u objetos.

En esta etapa, surgen algunas frases que pueden identificarla como puede ser: “No es justo”, “¿por qué a mí?” y similares dejando al descubierto un sentimiento de impotencia y frustración cargados de ira.

Es importante que los familiares permitan que la persona exprese estas emociones sin reprenderlo o juzgarlo, ya que solamente es una etapa temporal del duelo.

Existen otras tres etapas del duelo así que no olvides revisar nuestra segunda parte del artículo haciendo clic aqui.