El más digno homenaje a la vida
¿Cómo manejar los recuerdos después de una pérdida?

¿Cómo manejar los recuerdos después de una pérdida?

Cuando perdemos a un ser querido y atravesamos la etapa del duelo, es importante saber como manejar los recuerdos de una pérdida, es decir los recuerdos de los momentos que vivimos juntos y de la propia personalidad del familiar fallecido, comienzan a aparecer de manera constante en los días posteriores a su partida.

Los recuerdos son una de las cosas que hacen más difícil a los familiares y amigos del fallecido lidiar y aceptar la pérdida, especialmente en los niños

Si bien es cierto que no existe una fórmula exacta o precisa para la superación de un duelo en un tiempo determinado, hay herramientas y actividades que nos pueden ayudar a manejar más positivamente los recuerdos tras la muerte de un ser querido.

Para entender cómo podemos manejar los recuerdos, lo primero que debemos saber es que éstos llegarán en cualquier momento y de manera inesperada. La aceptación es el primer paso.

Es importante aceptar la pérdida y con ella los recuerdos como una realidad ineludible dentro del proceso del duelo.

Cuando aceptamos el proceso que estamos viviendo, nos permitimos sentir las emociones que correspondan cada vez que uno aparece.

Pero… ¿Cuándo aparecerán los recuerdos?

Los recuerdos asociados a la pérdida de nuestro ser querido pueden aparecer en cualquier momento, algunos evocados por nosotros mismos cuando visitamos lugares o realizamos actividades que solíamos hacer juntos, y en otros, de manera sorpresiva por cualquier situación que nos pueda llevar a un momento vivido.

Asimismo, como sea que aparezcan, cada vez que ocurran pueden revivir en nosotros las emociones propias de un duelo reciente, como la tristeza, la ira, culpa, soledad, insomnio, tristeza, entre otros.

En estos casos es importante que aprendamos a identificar cuándo estos sentimientos vienen derivados de un recuerdo, para que podamos manejar dichas emociones y no desencadenar episodios de ansiedad o depresión.

Para ello, cuando los recuerdos nos invadan de tristeza, por ejemplo, es importante poder tomar alguna distracción que en el momento nos ayude a desvanecer el profundo dolor o la rabia que pueden llegar en conjunto.

Algo que puede ayudarnos mucho en estos momentos es tomar los sentimientos o emociones positivas de estos recuerdos y que nos sirvan como impulso para realizar actividades que nos permitan, además, honrar la memoria del ser querido que partió.

Lo más importante para poder manejar estos recuerdos es permitirnos sentir las emociones y evitar reprimirlas, así como no reprimir los recuerdos que al final serán los que mantendrán viva la memoria de nuestro ser querido.

Aprender a saber cómo manejar los recuerdos después de una pérdida, te ayudará a estar más tranquilo y adaptarte a la partida de tu ser querido.

Comentar

Tu correo no será visible públicamente