El más digno homenaje a la vida
Cómo planificar un nuevo año con la ausencia de un ser querido

Cómo planificar un nuevo año con la ausencia de un ser querido

Es un hecho que la ausencia de un ser querido es uno de los momentos más difíciles de manejar en la vida. Los duelos son una de las etapas inevitables, un proceso que tenemos los seres humanos para afrontar la pérdida y comenzar a entender cómo vivir una existencia con la pérdida de un ser querido.

El proceso del duelo no tiene un tiempo de duración específico, cada ser humano lo maneja de una manera diferente y afronta la pérdida de una manera distinta, sin importar cuánto tiempo haya pasado desde la partida del ser querido.

Sin embargo, en ocasión del inicio de un nuevo año, parte de este proceso es ser capaces de planificar una vida con la ausencia de ese ser querido que ya no está físicamente.

Ante una pérdida y como efecto de la tristeza y desolación que solemos sentir durante el duelo, hacer nuevos planes, proyectos o incluso imaginar disfrutar de cualquier actividad trivial de la vida, parecen intrascendentes.

Para comenzar a planificar un nuevo año con la ausencia de ese ser querido que partió, puedes poner en práctica los consejos que te mostramos a continuación:

1.- Regresar a la rutina.

Por simple que parezca, el primer paso es ser capaces de volver a la rutina habitual que teníamos en nuestra vida antes de la pérdida. Retomar el ritmo de vida, es el primer paso para comenzar a ver el futuro inmediato de una manera más positiva.

2.- Comienza a incluir nuevas actividades .

Haber retomado tu rutina habitual te ayudará a sentir un poco más la normalidad en tu vida, sin embargo, agregar nuevas actividades a tu rutina es una excelente manera de comenzar a planificar “en pequeño”, dejando de lado sentimientos de culpa o arrepentimiento.

3.- Haz planes para honrar su memoria.

Algo que te puede motivar a hacer nuevos planes en el año que comienza, es materializar planes u objetivos que compartían con su ser querido que ya no está. Elegir qué y de qué manera hacerlo es una elección personal, pero es un hecho que te dará la sensación y la satisfacción de estar honrando su memoria.

4.- Permítete liberar tus emociones.

Ante la pérdida es inevitable sentir tristeza, nostalgia o ira, emociones que, por considerarse negativas, muchas veces preferimos reprimir. Sin embargo, reprimirlas es contraproducente en el proceso de recuperación.

Es muy importante que permitas exteriorizar tus sentimientos para darle cabida a emociones positivas. Puedes platicar con amigos o familiares, o si lo prefieres o consideras necesarios, acude con un profesional que te oriente durante el proceso.

Aunque no existen duelos fáciles, seguir estos consejos puede ayudarte a hacer pequeños cambios que te permitan abrirte a crear nuevos planes y proyectos para que aprender a vivir una vida con la ausencia de tu ser querido, sea un proceso llevadero y que pueda dejarte experiencias positivas en el camino.

Comentar

Tu correo no será visible públicamente