El más digno homenaje a la vida
El perdón ante la muerte de un ser querido

El perdón ante la muerte de un ser querido

Todos tenemos un conjunto de ideas preconcebidas sobre el perdón, ideas que van acompañadas de sentimientos que las manifiesten firmemente arraigadas.

Nuestro concepto de perdón puede provocar dos cosas:

  1. Imposibilitarnos, limitando nuestra capacidad para la claridad y la alegría.
  2. Encubrirnos, ofreciéndonos una manera de dejar atrás el pasado y ser libres para vivir con mayor paz y felicidad.

 

Si crees, por ejemplo, que perdonar a alguien significa justificar su comportamiento y tener que aceptar cualquier cosa que haya hecho, entonces tal vez hayas de considerar imperdonables a muchas personas y aferrarte al rencor para siempre.

Esta reacción parece muy razonable y cuerda, porque ¿quién va a justificar la conducta de alguien que maltrata, manipula o es insensible a los derechos fundamentales de otra persona?

Perdón ante la muerte de un ser querido

Lo que crees sobre el perdón te abre o te cierra posibilidades, determina tu disposición a perdonar, y por lo tanto aunque no lo creas, influye profundamente en el tono emocional de tu vida.

Si tuvimos una relación dolorosa con algún ser querido y murió antes de que tuviéramos la oportunidad de perdonarlo, tal vez sintamos remordimiento por haber perdido la ocasión de hacer las paces con ellos. Si tenemos en cuenta las opciones que era evidente para nosotros, puede que no nos fuera posible perdonar antes. 

Recordemos ser amables con nosotros mismos

Si un ser querido ha muerto, independientemente de cómo te afectó su muerte o de cual fue tu relación, puedes sanar la relación ahora. Ciertamente todavía te es posible perdonar. 

Cuanto más eliges una conciencia amorosa, constante, integrada y natural se hace la expresión del perdón y este siempre te procura un mayor sentimiento de paz, salud y plenitud.

Aceptar lo que sucedió es un acto de valentía y de liberación, dejar ir las cosas negativas te harán fluir en la vida con facilidad y paz emocional. Para lograr el perdón ante la muerte de un ser querido es probable que al principio sea difícil, pero recuerda que nada es imposible si se maneja con amor y en este caso debes ver por tu amor propio, esa persona ya no está en este mundo y el único que seguirá sintiendo rencor serás tú.  

Información de: Asociación Mexicana de Tanatología, A.C.

Comentar

Tu correo no será visible públicamente