El más digno homenaje a la vida
Los tipos de duelo y cómo identificarlos

Los tipos de duelo y cómo identificarlos

El duelo es un momento esencial que debe atravesarse luego de la pérdida de un ser querido. Aunque la pérdida no es un tema del que nos guste hablar, el duelo debe tomarse con seriedad y estar atentos a los síntomas que se presenten podría ayudarte a ti y a tu familia a llevar esta etapa con mayor tranquilidad y equilibrio emocional.

Etimológicamente, la palabra duelo proviene del latín dolus que significa dolor, desafío o combate entre dos, mientras luto proviene de lugere que quiere decir llorar. En nuestro medio, duelo y luto suelen ser empleadas como sinónimos, aunque en realidad, duelo hace referencia a los sentimientos subjetivos y reacciones afectivas provocados por la partida de un ser querido, mientras luto se referirá a la expresión social del comportamiento y a las prácticas posteriores a la pérdida.

Es tan importante entender qué es el duelo como saber las diferentes formas de las que se puede presentar. A continuación te contamos los problemas más frecuentes que surgen a la hora de superar una pérdida.

Duelo anticipado
Se produce antes de la partida y se da en el caso de largas enfermedades. Cuando la partida llega, al fin, la persona puede sentirse aliviada. Suele ser un duelo largo y es aconsejable contar con ayuda psicológica para poder expresar el dolor y las emociones que van surgiendo en nosotros de forma adecuada. A menudo, estamos tan centrados en el enfermo que nos olvidamos de nuestro dolor y nuestro duelo.
Duelo sin resolver
Si no conseguimos entender cómo superar la partida de un ser querido y no trabajamos el duelo puede ser que éste se quede estancado en alguna de las fases y no se llegue a la aceptación. Se habla de duelo sin resolver cuando la persona lleva estancada en el proceso entre un año y medio y dos años. Si sentimos que no somos capaces de superar la tristeza o el enfado solos, lo más aconsejable es hablar de nuestras emociones con una persona cercana o un psicólogo y no guardarnos los sentimientos. Comunicarnos y decir cómo nos sentimos evitará que el duelo se convierta en crónico.
Duelo crónico
Cuando el duelo se apodera de nuestra vida y está presente en todo lo que hacemos, se le denomina duelo patológico o crónico. No somos capaces de olvidar y el dolor siempre está ahí, siempre está en nuestro pensamiento. Es muy importante que identifiquemos el problema, que aceptemos que llevamos demasiado tiempo así y busquemos ayuda profesional.
Duelo ausente
Como su nombre indica, es un duelo que parece que no se ha dado. La persona queda bloqueada en la primera fase del duelo, la negación, y no avanza. Debemos, poco a poco, aceptar la nueva realidad aunque duela. Tenemos que apoyarnos siempre en nuestros seres queridos y aceptar su ayuda para asumir la realidad. Si ves que llevas mucho tiempo negando la partida de un ser querido, busca ayuda.
Duelo inhibido
Puede que te sientas triste pero no sepas cómo expresar tus emociones de forma adecuada. Hay personas a las que les cuesta muchísimo expresar y decir cómo se sienten. Si sufrimos un duelo inhibido podemos tener algún tipo de dolor psicosomatizado. Psicosomatizar es un modo de expresar las emociones en nuestro cuerpo, de expresar el dolor. Si sufres de duelo inhibido puede aliviarte acudir a un médico y explicarle lo que te pasa.
Duelo desautorizado
Este duelo sucede cuando tu entorno no acepta que estés en duelo por la partida de un ser querido, bien porque ellos no aprobaban tu relación con esa persona o porque se la considera una persona no merecedora de un duelo. Recuerda que eres tú siempre el que decide sobre tus sentimientos y que nadie debe hacerlo por ti. Todos los duelos son necesarios.
Cada duelo es distinto y debemos vivirlo de forma individualizada, cada uno con sus fases y etapas. No todos los duelos nos harán sentir las mismas sensaciones.
Saber qué tenemos o qué sentimos nos ayudará sin duda, a saber cómo reaccionar y cómo enfrentarlo de la mejor manera. Recuerda, la salud mental es tan importante de atender y cuidar como la física.

Comentar

Tu correo no será visible públicamente