El más digno homenaje a la vida
Pedir ayuda para sobrellevar una pérdida es de valientes

Pedir ayuda para sobrellevar una pérdida es de valientes

Aunque todos sabemos que la muerte es algo inevitable, nos es difícil comprender su llegada debido a que sobrellevar una pérdida ocasiona una inmensa revolución en nuestro cuerpo y mente trayendo con ella una oleada de sentimientos que producen desconcierto, ira, temor y tristeza. Ya sea por la muerte de un ser querido o una pérdida en general.

La realidad es que no estamos preparados para sobrellevar una pérdida o comprender la muerte. En algunos casos nos han mostrado el deceso de alguien como algo que no hay que mencionar o simplemente bloquear de nuestras mentes; no hablar sobre esos momentos tan dolorosos nos llevan a reprimir nuestros sentimientos y crear una barrera a un grado extremo de volvernos insensibles o demasiado sensibles respecto al tema.

Sabemos que en ese momento de bloqueo nos es imposible encontrar paz o alivio para nuestro dolor, pero no todo está perdido, existen diferentes métodos y formas de ayudar a entender y sobrellevar una pérdida correctamente nuestro proceso de duelo.

Tanatología para sobrellevar una pérdida

La tanatología es una disciplina científica que se encarga de encontrar el sentido al proceso de la muerte, así mismo duelos derivados de pérdidas significativas, no necesariamente asociadas a la muerte.

El Instituto Mexicano de Tanatología, A.C, nos muestra una definición más concreta como “el estudio de la vida que incluye a la muerte”. Del origen griego Thanos (muerte) y logos (estudio o tratado); por lo tanto el objetivo de la tanatología es proporcionar ayuda profesional a una persona que esté viviendo algún tipo de pérdida o a punto de morir.

Sabemos que todos estos son procesos dolorosos, pero también son caminos de crecimiento emocional, por eso es importante aprender a vivir de nuestras ausencias. Reconocer el dolor que nos genera la partida de alguien y soltar a esa persona, no significa que la olvides o encierres en un cuarto que jamás visitaras, es quedarte con el aprendizaje que te dejó, la experiencia y el crecimiento, pero ¿por qué asociamos que si quisimos mucho a alguien, tenemos que estar tristes todo el tiempo? Cuando tenemos un vínculo muy grande con una persona creamos lazos imposibles de romper, mismos que al momento de una ausencia nos obligan a no soltar los recuerdos y vivir lamentando que no volverán a suceder.

Es necesario trabajar poco a poco en curar nuestras heridas. En este proceso entra la ayuda de un tanatólogo para aprender a cerrar ciclos, despedirnos de ésta persona, agradecer lo que dejó en nuestras vidas, ofrecer una disculpa sincera y perdonar a la otra persona, porque el perdón siempre es una calle de dos sentidos, cuando logramos esto, estamos listos para conservar siempre el recuerdo amoroso que tenemos y probablemente recordarlo con una sonrisa y de esta manera soltar todo el drama y dolor que a veces genera sobrellevar una pérdida.

La tanatología nos anima a comprender la muerte de una forma consciente y cerrar cada capítulo de nuestro duelo, además nos ayuda a tomar nuestras propias decisiones relacionadas con el proceso de morir o de vivir, para de esta forma asegurarnos de cumplir nuestros deseos incluso después de haber partido.

En Latinoamericana Recinto Funeral contamos con plan de previsión a futuro para proteger y garantizar la tranquilidad de nuestra familia en ese momento tan difícil.

Si deseas conocer más sobre este plan, comunícate con nosotros o contáctanos.

Comentar

Tu correo no será visible públicamente