El más digno homenaje a la vida
¿Por qué asociamos el color negro con el luto?

¿Por qué asociamos el color negro con el luto?

¿Porque asociamos el color negro con el luto?

La tradición de dar el último adiós a nuestros seres queridos ha estado llena de costumbres funerarias transmitidas a lo largo de la historia, de generación en generación, sufriendo modificaciones con el paso del tiempo.

Algunas más propias de nuestro país y otras tantas realizadas a lo largo y ancho del mundo.

Sin embargo, muchas veces desconocemos los factores culturales que les han dado origen, por ejemplo:

  • Identificación de la localidad o comunidad.
  • Historia.
  • Demografía.
  • Economía.
  • Política.
  • Sociedad.
  • Educación y cultura.
  • Religión.
  • Lenguaje y simbolismo.

Una de ellas es por qué asociamos el color negro con el luto.

Si bien el color negro simboliza y representa la ausencia de luz, el respeto que se tiene por la persona fallecida, su familia, y el dolor de su partida.

Pero ¿Cómo es que surgió esta tradición? ¿Cómo se originó?
La costumbre de hacer uso del color negro durante el proceso de luto emana desde tribus ancestrales, quienes por miedo a que el alma de los fallecidos saliera de su cuerpo en la búsqueda de un nuevo huésped se pintaban de negro con la intención de esconderse.

Tras el pasar de los años la pintura negra en el cuerpo durante los funerales se transformó, dando paso, en tiempos del Imperio Romano, a una vestimenta negra, la cual consistía en una toga pulla o toga sórdida, que estaba hecha de lana de color negro.

Gracias a los Reyes Católicos la costumbre de vestir de negro en los funerales se institucionalizó, en el siglo XVI, promulgando la pragmática de luto, en la cual se determinó que el color negro era el indicado para ir a los funerales.

A partir del siglo XX todos aquellos usos y costumbres que indicaba la Pragmática de los Reyes Católicos se relajaron considerablemente, provocando que el color negro dejara de ser exclusivo de los ámbitos de luto, extendiéndolo a diversos usos y de igual manera dejó de ser obligatorio el mantener el color negro durante un tiempo determinado.

Sin embargo, hoy en día el color negro, junto con los tonos obscuros, continúan siendo parte de la pauta general en los actos de condolencia por el fallecimiento de un ser querido.

Comentar

Tu correo no será visible públicamente